lunes, enero 22, 2007

THÉRÈSE DELPECH.

Terrorismo y nihilismo. Cuadernos de Estrategia Nº 124.


Gracias a esta señora me entero que ya desde 1991, las optimistas consignas lanzadas tras la caida de la URSS no eran compartidas especialmente por los más preparados en este terreno.


"Publicaciones como la de Francis Fukuyama, “El final de la historia y el último hombre” consideraban que el triunfo de la democracia liberal, como forma más perfecta de gobierno, traería el final de la historia; el final de las guerras, pues entre países que comparten esta forma de gobierno no se dan las guerras. Algunos llegaron incluso a creer que había llegado el momento de que se hiciera realidad la profecía de Isaías y las espadas podrían fundirse para hacer arados.

Sin embargo, este ambiente de optimismo no era compartido por la
inmensa mayoría de los expertos de las relaciones internacionales y por las mismas organizaciones internacionales de seguridad y defensa. Todos ellos advertían que el ambiente de seguridad había cambiado en el mundo, y a que nuevos riesgos de carácter principalmente global amenazaban a la sociedad. Esa nueva realidad emergente, como consecuencia del proceso del colapso del comunismo y del fin de la confrontación Este-Oeste, no fue percibida así por la mayoría de los ciudadanos y, por tanto, la presión de estos a sus líderes políticos fue dirigida a relajar esos dispositivos de seguridad. Una vez más, realidad y percepción no coincidían."


Estos últimos me recuerdan a los del anti-americanismo, a los del buenismo, a los del No a la Guerra, ... ¿No les parece así?


"Otra organización clave en términos de seguridad para Europa, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) ya alertaba en la propia “Carta de París para una Nueva Europa” en 1991, que aunque la era de confrontación y división de Europa había terminado, existía el riesgo que determinadas actividades, como actos criminales o prácticas terroristas, pudieran amenazar la estabilidad de las sociedades en su área de responsabilidad. También los Jefes de Estado y de Gobierno llamaban a cooperar, bilateral o multilateralmente, para erradicar dichas amenazas."

Osea, que nuestro gobierno no se entera de nada. Sigue sus grandes amistades con el Presidente de la petrolera iraní en España, con su fundación para propagar la ideología del "Partido de Dios" de origen Jomeniniano . Y se permite el lujo de estrechar relaciones comerciales y "culturales" con Ahmedinejad (Visita de Felipe González a Irán).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrevista a Minerva Montero ( Mundiales de Bielorrusia 2016)

Entrevista realizada en el 2016 a Minerva Montero ,Competidora en los mundiales de Bielorrusia 2016 FILA. Entrena en el Centro de Alto Re...