lunes, octubre 17, 2016

Combatir 31 grados en Las Palmas.


Pues aquí de nuevo.
Resulta que por razones de salud (osea prescripción de mi médica) tengo que caminar a diario. Dado que mi gordura me impone ser comedida con las grasas y cantidad, aprovecho para llevarme el almuerzo.  Intentarlo, resulta que comes la mitad y te quedas absolutamente saciado/a hasta la cena sin necesidad de picar antes.

Mecanismo de enchufe:  Por USB
Pues bien, estamos en octubre y en Las Palmas hace una solajera que fríe el cerebro y además impide una correcta caminata.  ¿Solución?  Pues un ventilador que funciona a 5 voltios, lo enchufo a mi cargador portátil (el mismo que se usa para cargar el móvil) y camino con él dando todo el aire en la cara. ¡Una genial y barata idea!  Costó 7 euros.



Enchufado al cargador.






El tamaño comparado con mi mano.

Aproveché para sacar unas fotos del Paseo de Las Canteras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un verano entero en el camping (II)

Pues seguimos hablando de este verano. No escribo demasiado en el blog así que suelo tardar una semana entre artículo y artículo. (Anterior...